Votos

Asunto
Acción de inconstitucionalidad 86/2019
Tema
Determinar la validez de los artículos 154-A, 154-B, 154-C, 154-H, 154-I y154-J del Código Penal del Estado de Jalisco reformados en el decreto publicado el once de julio de dos mil diecinueve, en el Periódico Oficial del Estado.
Fecha de resolución
27 de Abril de 2020
Tipo de voto
Voto Concurrente
Sentido de la resolución
El Tribunal Pleno declaró la invalidez de los artículos 154-A, 154-B, 154-C, 154-H, 154-I y 154-J del Código Penal del Estado de Jalisco, en las porciones reformadas en el decreto publicado el once de julio de dos mil diecinueve, en el Periódico Oficial del Estado. También hizo extensiva la declaratoria de invalidez a los artículos 154-B, fracciones I, incisos a) y b), II y III, así como sus párrafos penúltimo y último, 154-D, 154-l, fracciones II y III, del Código Penal del Estado de Jalisco, reformados en los decretos publicados el once de octubre de dos mil dieciséis y el veintitrés de marzo de dos mil diecinueve, respectivamente.

En la sentencia se declararon fundados los conceptos de invalidez, porque la competencia para legislar en materia de desaparición forzada, tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes corresponde en forma exclusiva al Congreso de la Unión. En ese entendido, a partir de la entrada en vigor de la reforma a la fracción XXI, inciso a), del artículo 73 constitucional, las legislaturas locales perdieron la competencia para legislar en la materia, esto es, desde el once de julio de dos mil quince.

En aplicación de dicho criterio únicamente se declaró la invalidez de las porciones normativas de los artículos referidos y, en el capítulo de efectos, se hizo extensiva la invalidez al resto de las disposiciones mencionadas.
Sentido del voto del Ministro
Aunque comparto el criterio de fondo en relación con la falta de competencia de la legislatura local, estimo que el estudio debió abordar lo expuesto por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en su demanda, la cual fue clara en impugnar los artículos 154-A, 154-B, 154-C, 154-H. 154-I y 154-J del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Jalisco.

El decreto impugnado modificó elementos sustanciales de los tipos penales de desaparición forzada de personas y tortura. Respecto al primero, en el artículo 154-A, modificó el primer párrafo para incluir como sujetos activos a los particulares, y en el diverso 154-B, el legislador incrementó la penalidad a un rango de cuarenta a sesenta años de prisión y multa de diez mil a veinte mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización. Esa penalidad se aplica al tipo penal básico.

Por otra parte, en relación con el delito de tortura, en el decreto impugnado se modificó el tipo penal contenido en el primer párrafo del artículo 154-H, para incluir otros medios y finalidades de la comisión del delito de tortura.

Asimismo, se incrementó la penalidad de ese delito cuando se cometa por servidores públicos, a un rango de diez a veinte años de prisión y multa de quinientos a mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización; y tratándose de particulares se previó una pena de seis a doce años de prisión y multa de trescientos a seiscientos veces el valor diario de esa Unidad.

Por otra parte, en el artículo 154-J, se incrementó la penalidad aplicable al diverso delito que comete un servidor público que no denuncie el delito de tortura. Entre otros.


En esas condiciones, asiste razón a la Comisión promovente porque las modificaciones contenidas en el decreto impugnado alteraron el contenido de los tipos penales mencionados, así como sus penas básicas, pues el cambio legislativo alteró la prescripción principal de la que dependen las demás porciones normativas de esos preceptos.

Dado que en la sentencia no se adoptó esa decisión, se emitió una declaración de invalidez que genera confusión por los efectos que tiene en los subsistemas de las normas que describen y sancionan los delitos de desaparición forzada de personas y tortura.

El Tribunal Pleno invalidó las porciones normativas que corresponden al contenido del Decreto publicado el once de julio de dos mil diecinueve, el cual se transcribe en el párrafo 53 del fallo. Ni en el decreto ni en la sentencia del Tribunal Pleno se destacan o aíslan las frases o enunciados específicos que se invalidan, y que son los cambios que pueden advertirse del cotejo entre el Decreto impugnado y el texto anterior. Por tanto, debe entenderse que fueron expulsadas del ordenamiento jurídico de manera íntegra todas las porciones normativas como fueron transcritas en el párrafo 53 de la sentencia, y prácticamente se invalidaron los tipos penales de desaparición forzada de personas y de tortura.

Con motivo de esa declaratoria de invalidez, a partir de que surta efectos el presente fallo, en el Código Penal para el Estado de Jalisco seguirán siendo válidas disposiciones que remiten o complementan tipos penales que ya no existen jurídicamente en la legislación local.

A efecto de evitar que sigan subsistiendo normas que ya carecen de la base que es necesaria para su aplicación, estimo que debieron invalidarse en su integridad los artículos 154-A, 154-B, 154-C, 154-H. 154-I y 154-J del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Jalisco y debió hacerse extensiva la invalidez a las demás disposiciones que integran los capítulos I y II del título Séptimo Bis del Libro Segundo de dicho Código Penal, esto es, la regulación de los tipos penales y las sanciones respecto de la desaparición forzada de personas y tortura.

Máxime que esas disposiciones no tendrían razón alguna para subsistir. No solo porque la legislatura local carece de competencia para legislar al respecto, sino también porque en la persecución y sanción de esos delitos debe atenderse a lo establecido en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, o en la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

En esas condiciones, ni siquiera existe posibilidad de que las porciones normativas que subsisten cobren aplicación, y al contrario la invalidez parcial decretada puede generar confusión.

Asimismo, por guardar relación de dependencia con las porciones normativas invalidadas, también tendría que invalidarse por extensión el artículo 27, fracciones VII y VIII, del Código Penal para el Estado de Jalisco, pues en el se califican los delitos de desaparición forzada y tortura, previstos en los artículos 154-A, 154-B, 154-D, 154-E, 154-H y 154-I, como supuestos en los que procede la prisión preventiva oficiosa.

Por otra parte, estoy de acuerdo con el criterio de la sentencia, en el sentido de que deben invalidarse todas las disposiciones que tengan el mismo vicio de constitucionalidad que fue analizado en el fondo.

Lo anterior es relevante, porque, en la sentencia se adopta el criterio mayoritario, respecto del cual formulo reservas, y que justifica que en el propio fallo de la Acción de inconstitucionalidad se impriman efectos retroactivos a la declaración de invalidez cuando se trata de disposiciones de carácter penal.

Por consiguiente, en términos del criterio mayoritario, es necesario identificar todas las disposiciones que fueron modificadas por el legislador local cuando ya carecía de facultades para legislar en materia de desaparición forzada de personas y tortura, a fin de expulsarlas del ordenamiento respectivo, con efectos retroactivos a partir del inicio de la vigencia de cada una de ellas.

Por compartir el mismo vicio de inconstitucionalidad, considero que también debió invalidarse el artículo 146, fracciones XVI y XVII, del Código Penal para el Estado de Jalisco porque se refieren al tipo penal y a la sanción del delito de tortura, aunque bajo la clasificación de abuso de autoridad.

De haberse invalidado todas las disposiciones que regulan los tipos penales o las sanciones de los delitos de desaparición de personas o tortura, se habría propiciado el cabal cumplimiento de la distribución de competencias en la Constitución Federal.
Se abrirá en otra página