Votos

Asunto
Amparo en Revisión 605/2014
Tema
Interpretación del artículo 13 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Fuero Militar).
Fecha de resolución
26 de Febrero de 2018
Tipo de voto
Voto concurrente
Sentido de la resolución
El Tribunal Pleno, por mayoría de siete votos, decidió revocar la sentencia recurrida y reservar jurisdicción al Tribunal Colegiado en los aspectos de legalidad pendientes por resolver. La decisión mayoritaria se pronunció sobre la interpretación del artículo 13 constitucional, respecto a la competencia de los tribunales militares para juzgar conductas punibles cometidas por militares en activo.
En términos generales, se fijó como criterio que para la actualización de la competencia del fuero militar no basta el indicado aspecto personal —en el sentido de verificar que no esté involucrado un civil—, sino que es necesaria la afectación directa de la disciplina militar, lo cual exige una estricta conexión entre el hecho y el servicio castrense objetivamente valorado.
De ahí que se concluye que los tribunales militares no son competentes para juzgar conductas punibles cometidas por militares en activo, cuando: a) esté involucrado un civil o se trate de violaciones a derechos humanos; y b) no atenten de manera directa contra la disciplina castrense.
Por otra parte, respecto al delito contra la salud imputado al quejoso, se estableció que cuando es cometido con motivo o durante los actos de servicio, como ocurrió en la especie, dicha actividad ilícita sí guarda estricta conexión con el servicio castrense objetivamente valorado.
Sentido del voto del Ministro
Comparto en general tanto el sentido como las consideraciones de la resolución. Sin embargo, estimo pertinente formular dos precisiones a manera de voto concurrente.

La primera nos encontramos frente al cumplimiento directo de las sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en asuntos en los que el Estado mexicano fue parte, de manera que la decisión que adopte el Tribunal Pleno debe reflejar de manera íntegra el criterio del tribunal internacional, a fin de darle estricto cumplimiento.
El 17 de abril de 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos se pronunció sobre el cumplimiento de las sentencias dictadas en tres casos, vinculados con la jurisdicción militar.
En dicha resolución, la Corte Interamericana expresó con claridad los siguientes estándares jurisprudenciales:
a) la jurisdicción militar no es el fuero competente para investigar y, en su caso, juzgar y sancionar a los autores de violaciones de derechos humanos, aun cuando el sujeto activo y pasivo sean militares, y
b) en el fuero militar sólo se puede juzgar la comisión de delitos o faltas (cometidos por militares activos) que por su propia naturaleza atenten contra bienes jurídicos propios del orden militar.
El fallo debió regirse, y principalmente adoptar, de manera expresa y literal estos dos criterios, con la finalidad de dar cumplimiento al fallo del Tribunal internacional, pero sobre todo a efecto de orientar la jurisprudencia mexicana hacia el criterio interamericano.
La segunda precisión es que, en el presente asunto respecto a la aplicación del criterio jurisprudencial sobre la actualización del fuero militar, resulta pertinente precisar que éste sólo se excluye en los casos de violación directa de los derechos humanos. Ello implica que el fuero militar puede conocer de los casos de violaciones indirectas, como en este asunto en que se afecta la salud como bien jurídico colectivo, siempre que esa violación esté vinculada con bienes jurídicos propios del orden militar.
Se abrirá en otra página