Votos

Asunto
Amparo en revisión 209/2018
Tema
Determinar si las sanciones previstas en la Ley Federal de Seguridad Pública y en su Reglamento son contrarias a los principios de legalidad y subordinación jerárquica.
Fecha de resolución
06 de Febrero de 2019
Tipo de voto
Voto Particular
Sentido de la resolución
La Sala reiteró las consideraciones vertidas en el diverso amparo en revisión 125/2018, por el que se estableció que el artículo 42, fracciones I y III, inciso c), así como penúltimo párrafo, de la Ley de Seguridad Privada es constitucional al ser acorde con el principio fundamental de proporcionalidad de las penas, en tanto que la publicación a que hace referencia tiene una finalidad constitucionalmente legítima consistente en evitar que se ponga en peligro la confianza de la ciudadanía en la obtención de un servicio de profesionalismo y calidad de seguridad pública.

Por otro lado, la mayoría de Ministros sostuvieron que al ser el artículo 35 del Reglamento de la Ley Federal de Seguridad Privada una norma reglamentaria que no desarrolla, complementa o pormenoriza alguna norma contenida en la ley y en la que encuentre justificación y medida, tal disposición transgrede el principio de subordinación jerárquica que regula la facultad reglamentaria del Presidente de la República y, en esa medida, se confirmó su inconstitucionalidad.
Sentido del voto del Ministro
Si bien comparto la negativa del amparo respecto del artículo 42, fracciones I y III, inciso c), así como penúltimo párrafo, de la Ley de Seguridad Privada, disiento de la decisión mayoritaria, respecto a la declaratoria de inconstitucionalidad del numeral 35 del Reglamento de la Ley Federal de Seguridad Privada, pues en mi opinión, tal precepto no transgrede los principios de reserva de ley ni de subordinación jerárquica.

Del contenido de los artículos 5, fracción V, y 42, párrafo primero, de la Ley Federal de Seguridad Privada , claramente se advierte que la Dirección General de Seguridad tiene la facultad de determinar e imponer sanciones por el incumplimiento de las obligaciones previstas tanto en la ley como en su reglamento; es decir, la propia norma permite que el reglamento establezca obligaciones diversas a las contenidas en ella.

Por tanto, si la ley permite que vía reglamentaria se puedan establecer obligaciones diversas a las previstas en su contenido, es inconcuso que al imponerlas el artículo 35 del Reglamento de la Ley Federal de Seguridad Privada, no está vulnerando los principios de reserva de ley ni subordinación jerárquica, sino, únicamente, cumplimenta una facultad prevista en la propia legislación reglamentada.
Se abrirá en otra página