Votos

Asunto
AMPARO EN REVISIÓN 948/2015
Tema
Regularidad constitucional de los artículos 2, fracción I, inciso I) 3, fracción XXIII, 4, 5, 5-A, 8, fracción I, inciso h), 10, 11, 13, fracción VIII, 14, 19, fracciones II, VI, VIII, X y XI y Cuarto Transitorio de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y la regla I.5.1.7 de la Resolución Miscelánea Fiscal para dos mil catorce (impuesto sobre enajenación e importación de plaguicidas del toxicidad aguda).
Fecha de resolución
03 de Julio de 2019
Tipo de voto
Voto concurrente
Sentido de la resolución
Los integrantes de la mayoría de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en sesión de tres de julio de dos mil diecinueve, resolvieron el presente asunto en el sentido de confirmar la regularidad constitucional de los artículos impugnados.

Lo anterior, entre otros aspectos, al estimar que no se transgrede el principio de seguridad jurídica, en su vertiente de reserva de ley, pues las modificaciones que la norma oficial mexicana NOM-232-SSA1-2009 sufrió en dos mil doce, constituyen una disposición diversa, como si se tratara de dos normas distintas.
Sentido del voto del Ministro
Aun cuando coincido con el sentido del asunto, respetuosamente no comparto algunas de las consideraciones del proyecto.

En primer lugar, respecto del tema de seguridad y certeza jurídicas, esta Segunda Sala se pronunció sobre la regularidad constitucional del impuesto especial sobre enajenación e importación de plaguicidas de toxicidad aguda, al fallar el amparo en revisión 815/2015, el veinte de marzo de dos mil diecinueve, por unanimidad de cuatro votos, en el que se determinó, entre otros aspectos, que la modificación a la Norma Oficial Mexicana, sufrida el cuatro de abril de dos mil doce, no genera incertidumbre para calcular el impuesto, ni viola el principio de seguridad jurídica.

En el precedente de referencia deja claro que las especificaciones de clasificación se encontraron plasmadas inicialmente en la Norma Oficial Mexicana NOM-232-SSA1-2009, fueron variadas, no sustituidas, mediante la modificación publicada en el Diario Oficial de la Federación el 4 de abril de 2012, por lo cual la remisión que a tales modificaciones prevé la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014, no sustituye la norma oficial mexicana aplicable para determinar la clasificación de toxicidad que se empleará en la determinación de la base del tributo.

Mientras que, en el presente asunto, se asevera que las modificaciones que la norma oficial mexicana de mérito sufrió en dos mil doce, constituyen una disposición diversa, como si se tratara de dos normas distintas que pueden interpretarse armónicamente.

No coincido con tal aseveración, pues la modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-232-SSA1-2009 no implica la emisión de una disposición distinta, pues se trata del mismo cuerpo normativo, cuya reforma se realizó en función de la cláusula habilitante contendía en la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

Por ende, estimo que para resolver el presente asunto, debieron emplearse las mismas consideraciones que esta Sala sustentó al resolver el amparo en revisión 815/2015.

Por otra parte, difiero del tratamiento del proyecto en los apartados en que se analizan los derechos a la alimentación, a la libre elección de los consumidores y a las libertades del individuo, pues en mi opinión, tales argumentos deberían declararse inoperantes, dado que corresponden a los individuos como personas humanas, por lo que la moral quejosa no puede aducir su violación, además de que cabe destacar que no promovió el amparo en representación de sus socios, ni se encuentra en los supuestos de excepción en los que este Alto Tribunal ha determinado que las personas morales pueden acudir al amparo aduciendo violación a derechos propios de los seres humanos.
Se abrirá en otra página