Votos

Asunto
Contradicción de Tesis 309/2018
Tema
Dilucidar si constituye una causa de improcedencia notoria y manifiesta para desechar la demanda de amparo indirecto promovida en contra de actos emitidos por la Comisión Federal de Electricidad la existencia de jurisprudencia que defina que dicho organismo carece del carácter de autoridad.
Fecha de resolución
21 de Noviembre de 2018
Tipo de voto
Voto Particular
Sentido de la resolución
En la contradicción de tesis se determinó que la divergencia de criterios quedó configurada ya que los órganos colegiados participantes se pronunciaron en torno a una misma temática, arribando a conclusiones opuestas y, a partir de ello, la litis se estableció para dilucidar si constituye o no, una causa de improcedencia notoria y manifiesta para desechar la demanda de amparo indirecto promovida en contra de actos emitidos por la Comisión Federal de Electricidad, la existencia de jurisprudencias que definen que dicho organismo carece del carácter de autoridad y que sus actos deben impugnarse en la vía mercantil.

La mayoría arribó a la conclusión de que la demanda de amparo indirecto debe desecharse por actualizarse una causa de improcedencia cuando en ella se reclamen actos de dicho organismo, en virtud de que esta Segunda Sala ya ha establecido jurisprudencias en el sentido de considerar que los actos que emite, forman parte de una relación comercial y la vía procedente para dirimir sus conflictos es la ordinaria mercantil.

De ahí, que la existencia de los criterios jurisprudenciales obligatorios que definen específicamente la naturaleza mercantil de los actos reclamados en una demanda de amparo indirecto contra actos de la Comisión Federal de Electricidad, constituyen una causa manifiesta e indudable que justifica el desechamiento de la demanda, sin que sea necesario esperar los informes justificados que rindan las autoridades responsables, los alegatos y las pruebas que éstas y las demás partes hagan valer en el procedimiento, pues con independencia de su contenido, la naturaleza de los actos definida mediante jurisprudencia de este Alto Tribunal, no variaría.
Sentido del voto del Ministro
Comparto la existencia de la contradicción de tesis y los términos en los que quedó establecida la litis, no así las consideraciones en cuanto al fondo ni la conclusión a la que arribó la Segunda Sala de este Tribunal.

El análisis del planteamiento debió partir de la premisa aceptada por este Tribunal relativa a que la regla general es la admisión de la demanda de amparo y, por ende, su desechamiento opera en forma excepcional; criterio que se ha venido desarrollando por esta Sala en asuntos previos y de los que deriva que se tendrá certeza plena y convicción de que una causa de improcedencia es operante en un caso particular, cuando aún en el supuesto de admitirse la demanda de amparo y sustanciarse el procedimiento, no sería posible arribar a una convicción diversa, independientemente de los elementos que pudieran allegar las partes durante la tramitación del juicio.

Así, se ha dicho que para advertir la notoria e indudable improcedencia en un caso concreto, debe atenderse al escrito de demanda y a los anexos que se acompañen, y así considerarla probada sin lugar a dudas, ya sea porque los hechos en que se apoya hayan sido manifestados claramente por el promovente o en virtud de que estén acreditados con elementos de juicio indubitables ; hipótesis que no se actualiza por ejemplo, cuando el asunto versa sobre la aplicación de un criterio jurisprudencial que pudiera fundar la improcedencia, porque su aplicación supone un análisis cuidadoso que debe hacerse hasta la audiencia constitucional .

Conforme a estos criterios interpretativos debemos entender que la determinación de esta Segunda Sala contenida en las jurisprudencias 2a./J. 156/2017, y 2a./J. 30/2018, de rubros: “COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD. NO ES AUTORIDAD PARA EFECTOS DEL JUICIO DE AMPARO CONTRA ACTOS PREVISTOS EN EL CONTRATO DE SUMINISTRO DE ENERGÍA” y, “COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD. CONTRA LOS ACTOS DERIVADOS DEL CONTRATO DE SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA CELEBRADO BAJO LA VIGENCIA DE LA LEY DEL SERVICIO PÚBLICO RELATIVA PROCEDE LA VÍA ORDINARIA MERCANTIL”, que originaron la contradicción de criterios denunciada, no constituyen en mi opinión, una causa notoria y manifiesta de improcedencia en el juicio de amparo indirecto que se promueva en contra de actos de la Comisión Federal de la Electricidad como lo consideró la mayoría.

Lo anterior, en virtud de que como lo he manifestado en votos previos como en los formulados en la contradicción de tesis 209/2011 y en los amparos directos en revisión 1842/2012; 2452/2012; 3628/2012; 3635/2012 y 1204/2013, los actos de la Comisión Federal de Electricidad pudieran llegar a constituir actos de autoridad en términos del artículo 5 de la Ley de Amparo, no solo respecto de actos derivados del contrato de suministro, sino también respecto de aquella gama de actos que en términos de las leyes respectivas, puede llegar a ejercer.

Consecuentemente, para verificar la aplicabilidad o no de las jurisprudencias que nos ocupan, se requiere realizar -durante la tramitación del juicio-, el análisis cuidadoso de los elementos aportados por las partes, en el contexto del caso concreto, pues prejuzgar en forma absoluta sobre su aplicación al caso particular, pudiera producir una conclusión anticipada que se traduzca, por parte del órgano jurisdiccional, en un menoscabo del derecho del gobernado a instar en su defensa, la acción ante los tribunales federales.

Por ello, considero que carece de certeza el desechamiento de la demanda por estimar que se actualiza una causa notoria y manifiesta cuando se impugnen actos de la Comisión Federal de Electricidad, pues como ya lo he señalado, es criterio de este Tribunal que ante la duda, debe estimarse que no se trata de un motivo evidente, ya que para alcanzar la conclusión respecto de la aplicación de las jurisprudencias a las que me he venido refiriendo, el juzgador federal debe acudir a una análisis y ponderación de los actos reclamados en el caso concreto.

Consecuentemente, el criterio que debe prevalecer con carácter de jurisprudencia, debió ser en el sentido de que no constituye una de improcedencia notoria y manifiesta para desechar la demanda de amparo indirecto, la existencia de jurisprudencias que definan la naturaleza de los actos de la Comisión Federal de Electricidad.
Se abrirá en otra página